¿Qué es el aquaplaning? ¿Cómo evitarlo?

El aquaplaning es una película de agua que se genera entre el neumático y la superficie de la vía que puede causar la pérdida de control sobre el vehículo.

aquaplaning

El aquaplaning es un peligroso fenómeno que se produce cuando, en días de lluvia intensa o ante una gruesa capa de agua, las ruedas del automóvil no se adhieren a la carretera, pierden agarre y flotan,  provocando que el conductor deje de tener control sobre el vehículo. A medida que el grosor del agua es mayor, también lo es el riesgo de que se produzca el aquaplaning

Sin embargo, la lluvia o la vía mojada no es lo único determinante para que se produzca este efecto. También influyen otros factores como el estado de los cauchos y la velocidad a la que conducimos, mientras mayor sea la velocidad, también será mayor el peligro de aquaplaning.   

En PF Seguridad Vial, te contamos todo sobre el aquaplaning, por qué se produce y cómo podemos evitarlo para minimizar las situaciones de riesgo: 

¿Cómo se produce el aquaplaning? 

Cuando conducimos a gran velocidad por una carretera mojada, se forma una película de agua entre el neumático y la superficie de la vía. Cuando esto sucede, el caucho pierde contacto con la carretera y el coche deja de responder al volante, es decir, dejamos de tener control sobre el vehículo y somos incapaces de realizar cualquier tipo de acción: frenar, acelerar o girar el volante. A este efecto se le conoce como aquaplaning.

¿Cómo evitar el aquaplaning?

Para evitar esta situación es obligatorio que cuando circulemos por vías públicas, nuestros neumáticos tengan un patrón de dibujo con unas medias mínimas de 1,6mm. ¿Cuál es la función de esto? Brindar mayor tracción y agarre en carretera en condiciones húmedas y expulsar el agua que podría afectar la zona de contacto. Si nuestros neumáticos se encuentran desgastados, evidentemente no podrán agarrarse correctamente y correremos el riesgo de ser víctimas de aquaplaning. Por otro lado, conducir bajo una velocidad prudente será fundamental.

¿Cómo saber que se está produciendo el aquaplaning?

¿Imaginas conducir sobre placas de hielo? Algo parecido es la primera sensación que vamos a experimentar cuando se produce este fenómeno, sentir que estamos flotando sobre la carretera debido a que el neumático pierde contacto con la vía y el coche deja de responder al volante.

aquaplaning

Razones por las que produce el aquaplaning

-Excesiva acumulación de agua: cuando llueve o hay una considerable cantidad de agua sobre la carretera, el riesgo de aquaplaning es mayor. 

-Conducir a gran velocidad cuando el asfalto se encuentra mojado: cuando conducimos a una velocidad muy alta, el agua hace que el vehículo se eleve y termine flotando sobre la superficie pues la rapidez con la que nos dirigimos hace que sea imposible para los neumáticos expulsar el agua que se encuentra sobre la carretera. En cambio, cuando conducimos a baja velocidad, los neumáticos son capaces de expulsar el agua de manera correcta, manteniendo el contacto con el asfalto. 

Mal funcionamiento del drenaje de la carretera: una carretera en mal estado, favorece al aquaplaning afectando la seguridad de los conductores y sus acompañantes. Un drenaje que no funcione de manera correcta, permite que se creen depósitos de agua sumamente peligrosos cuando conducimos. 

-Neumáticos desgastados: mientras más desgastados se encuentren los neumáticos, la evacuación de agua será menor. La normativa establece que la profundidad del neumático debe ser mínimo de 1,6 mm. 

-Presencia de otros elementos: al agua, combinada con otros elementos, como aceite, suciedad acumulada, entre otros, aumenta la densidad del agua y por ende el riesgo de deslizarnos sobre la superficie. 

-Tamaño y peso del vehículo:  mientras más ligero sea el vehículo, mayor será el riesgo de sufrir aquaplaning.

¿Pueden las motos sufrir aquaplaning? 

Pensarás que este es un riesgo que solo pueden correr los vehículos de cuatro ruedas, pero no. El fenómeno de aquaplaning es una situación peligrosa a la que pueden verse expuestos tanto coches como motos. La diferencia es que si sufres aquaplaning mientras conduces una moto, el riesgo será mayor.

Al contar con solo dos ruedas, la trasera y la delantera, es más difícil de controlar y mantener el equilibrio. La mejor manera de evitar esta situación es disminuir la velocidad cuando nos estamos aproximando a un charco y nunca frenar mientras pasamos por él.

Pero… ¡No tengas miedo! Tomando en cuenta ciertas medidas, podremos reducir el riesgo de que se produzca este fenómeno. Te lo contamos:

evitar aquaplaning

Recomendaciones para evitar el riesgo de sufrir una accidente por aquaplaning 

-Asegúrate de mantener tus neumáticos inflados en la medida correcta.

-Evita el deterioro de tus cauchos y confirma que el dibujo no se encuentre debajo del mínimo de 1,6mm que establece la normativa.

-Realiza una revisión de tus neumáticos con frecuencia y cambialos a tiempo de ser necesario.

-Reduce la velocidad cuando la carretera se encuentre mojada o en días de lluvia intensa. 

Consideraciones finales 

1) Los neumáticos están diseñados para brindar un óptimo agarre en carretera y evacuar el agua de forma eficiente. El patrón de dibujo que se encuentra en la rodadura del neumático cumple precisamente esta función, alejar el agua de la zona de contacto. 

2) En días de lluvia, es importante conducir a una velocidad moderada, evitando frenazos bruscos. Si nos encontramos en dirección recta, lo importante es conservar la calma y no manipular el volante, desacelerar suavemente. Una vez que reduzcamos la velocidad podremos recuperar el control. En caso de aproximarnos a una curva, debemos aplicar el mismo procedimiento, dejar quieto el volante y girarlo solo un poco.

3)Es importante que tengas en cuenta que si te encuentras frente a una situación de aquaplaning, no debes frenar, pues las ruedas quedarán completamente bloqueadas causando que pierdas el control de tu vehículo. 

4) Aseguráte de mantener tus neumáticos con la presión y profundidad adecuada. Encargate de revisarlo constantemente y utiliza el que mejor se adapte según el modelo de tu vehículo y el lugar por el que transitas. 

Desde PF Seguridad Vial te recomendamos ser muy cuidadoso en los días de lluvia, tener en consideración que cuando esto sucede, los riesgo y los peligros son mayores. De ser posible, evalúa posponer tu viaje hasta que cese la lluvia y evita cualquier situación.

Menú
Abrir chat