Conducir sin seguro ¿Qué puede pasar?

Pese a que todos sabemos que no se debe conducir sin seguro, la pregunta de qué puede ocurrirnos si lo hacemos es muy habitual. En España, según los informes de los últimos de la AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos), son numerosos los conductores que circulan sin seguro y sin ITV. Este dato resulta cuánto menos sorprendente. Pero la realidad es que, a pesar de las múltiples advertencias de las autoridades de tráfico en este sentido, muchos usuarios aún se permiten conducir sin seguro.

conducir sin seguro

Conducir sin seguro supone no solo una ilegalidad, si no un acto de irresponsabilidad ciudadana. Una vez adquirimos un vehículo propio debemos conocer al detalle toda la documentación necesaria para tener el coche en regla. Es un compromiso con nuestra seguridad y la del resto de usuarios. Sin embargo, cada año se imponen más de 100.000 multas por conducir sin seguro. Todo esto sin contar con aquellos coches que están parados por algún motivo, pero que tampoco cuentan con la contratación de un seguro. Contrariamente a lo que se pueda pensar, incluso estos vehículos, a pesar de no estar en circulación, deberán tener contratado un seguro. De este modo, la ley dicta que cualquier vehículo de motor que esté ocupando la vía pública, aunque no se use para circular, debe estar asegurado.

Si bien la respuesta corta sería: no, no podemos conducir sin seguro bajo ningún concepto. En este post vamos a desarrollar todas las situaciones en las que podemos encontrarnos con nuestro vehículo y en qué casos es o no imprescindible el seguro. También hablaremos sobre las multas que conlleva conducir sin seguro y por qué es importante escoger un buen contrato de seguro para nuestro coche.

¿Se puede conducir sin seguro?

Cómo adelantábamos en el apartado anterior, la respuesta corta es no. ¿Por qué? Porque así lo establece el Reglamento General de Vehículos. En España el Estado solicita el seguro obligatorio de todos los vehículos de la vía pública. Se trata de una manera de vigilar y asegurar las reparaciones resultado de posibles accidentes de tráfico. Es por este motivo que, aunque no está categorizado como un delito, conducir sin seguro puede conllevar una sanción administrativa significativa.

El ordenamiento jurídico que regula esto es la Ley SOA, RDL 8/2004 de 29 de octubre. Las siglas SOA hacen referencia a Seguro Obligatorio de Automóviles. Dentro de esta ley, concretamente en el artículo dos, se establece que todos los propietarios de un vehículo que se encuentre estacionado en España deben tener un seguro vigente. De esta manera, la ley impone a los usuarios españoles que tengan un coche en propiedad, a tener un contrato de seguro que cubra límites obligatorios. Este sería el seguro obligatorio de responsabilidad civil.

El seguro de responsabilidad civil se describe en el artículo 73 LCS:

«Por el seguro de responsabilidad civil el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la ley y en el contrato a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado conforme a derecho»

Así pues, la legislación española decreta que todos los vehículos que circulen por el territorio español deberán tener un seguro en vigor que cubra, al menos, la responsabilidad civil del conductor. Asimismo, la responsabilidad civil de asegurar un coche es de cada propietario. Conducir sin seguro es una irresponsabilidad, ya que, cuando se produce un accidente, las consecuencias en los perjudicados son mucho mayores. Está comprobado que, los accidentes que se dan al conducir sin seguro suponen el doble de gasto en los daños a terceras personas.

¿Se puede tener un coche sin seguro en calle?

Hay quien tiene dudas de si existe alguna diferencia, con respecto a esta sanción, en caso de que nuestro vehículo esté parado. Lo cierto es que no solo se sanciona el conducir sin seguro, también si tenemos un coche parado en la vía pública, aunque no circule, debe estar asegurado. Aunque nuestro coche no esté en movimiento desde hace mucho tiempo, si sigue dado de alta, estará obligado a tener el seguro de responsabilidad civil que anteriormente comentamos.

La ley no distingue entre los coches que circulan y los que no: “Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”. De esta manera, cualquier vehículo, en circulación o no, que cumpla con los requisitos para ser considerado un coche con residencia habitual España deberá tener contratada una póliza de seguro. Insistimos -de nuevo- indistintamente de estar o no circulando.  Por eso los agentes nos podrán sancionar incluso si nuestro coche no se está utilizando.

A los que os preguntéis si teniendo nuestro vehículo estacionado en un garaje también deberá tener seguro, una vez más, la respuesta también es un sí rotundo. Puede parecer contradictorio, sin embargo, esto se entiende en supuestos como el de que el vehículo, por ejemplo, explotase por causa de un cortocircuito o una avería similar. En estos casos, nuestro coche puede producir un accidente o incendio, a pesar de estar estacionado, por eso será necesario que cuente con, mínimo, una cobertura de responsabilidad civil.

En resumidas cuentas:

  • ¿Puedo conducir sin seguro? No.
  • ¿Puedo tener un coche estacionado en la calle y sin circular sin seguro? No.
  • ¿Puedo tener un coche en un garaje sin utilizar sin seguro? No.

Ahora viene otra de las preguntas que más se repiten acerca de este tema: ¿existe alguna excepción? Sorprendentemente, a pesar de la rotundidad de los anteriores casos que hemos comentado, sí, existe una excepción. En el caso de que seamos propietarios de un vehículo que este dado de baja de forma temporal o permanente estaremos exentos de la obligación del seguro. Pero solo y únicamente en esas circunstancias.

conducir sin seguro

Multas por conducir sin seguro

Existen diferentes sanciones por conducir sin seguro. De hecho, las multas que conlleva esta infracción son bastante elevadas y graves. Sorprende que, a pesar de la dureza de las condenas, la DGT maneje actualmente unas cifras estimadas que revelan que casi 2 millones de vehículos en España están sin seguro.

En el hipotético caso de que un día se nos ocurriese conducir un vehículo sin seguro y fuésemos interceptados por un agente de tráfico, esto es lo que sucedería:

  1. Se nos impondrá una multa que puede ir de los 600 a los 3.000 euros. La cuantía exacta dependerá de múltiples factores: tipo de vehículo, gravedad de los hechos, tiempo que lleve sin estar asegurado, etc. También será determinante si somos reincidentes o no.
  2. Podrán inmovilizar nuestro vehículo y que este sea requisado en un depósito durante un periodo de tiempo de 1 a 3 meses.

Tras ser interceptados por el agente, tendremos 5 días para demostrar que nuestro coche ya está asegurado y hemos resuelto la situación de ilegalidad en la que se encontraba. En caso contrario, será cuando se haga efectivo el segundo supuesto del apartado anterior: inmovilizarán nuestro vehículo.

Si tuviésemos un accidente mientras cometemos la falta de conducir sin seguro las consecuencias, evidentemente, se agravan. Más allá de los elevados gastos que tendríamos que asumir para hacer frente a los daos causados, nuestro historial como conductores quedaría manchado y podríamos ser rechazados por las aseguradoras por nuestro historial de siniestralidad.

Qué hacer si no queremos pagar el seguro de un coche que no usamos

La única posibilidad de tener un coche de nuestra propiedad sin seguro es dando de baja el vehículo. Podemos hacerlo como una solución temporal o definitiva, esto dependerá de lo que queramos hacer con ese vehículo a largo plazo. El trámite debe llevarse a cabo en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. A pesar de que no vayamos a circular con el coche, antes de darlo de baja, el vehículo deberá haber pasado la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Finalmente, al tomar esta decisión, no solo nos ahorraremos el coste de la póliza del seguro, sino que también podremos prescindir del pago del Impuesto de Circulación.

Conducir sin seguro es insensato y un peligro para la seguridad vial

Bajo ningún concepto podemos conducir sin seguro. Se trata de un compromiso que va más allá del cumplimiento con la ley, es parte de nuestra responsabilidad como ciudadanos. En la carretera no estamos solos, al conducir sin seguro no solo nos ponemos en peligro a nosotros mismos, sino que también lo hacemos con el resto de los vehículos, sus conductores y los peatones o viandantes. La seguridad vial depende de la colaboración y el cumplimiento de las normas por parte de todos.

 

 

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
PF Seguridad Vial

Relacionados

Suscríbete para recibir nuestras novedades

Recibe información sobre PF Safety, productos, servicios, novedades del sector de la automoción en materia de prevención, promociones especiales...
Menú
Abrir chat