¿Qué son los ‘dientes de dragón’ que la DGT está pintando en las carreteras?

Los dientes de dragón son unas nuevas marcas viales en fase de pruebas que tienen el propósito de hacer las vías urbanas más seguras, y por eso, hoy en PF Seguridad Vial te lo contamos todo sobre los dientes de dragón que la DGT está pintando en las carreteras.

La DGT ,adicionalmente, está probando la utilización de las líneas de borde quebradas, otro tipo de señalización vial, en los mismos tramos en los cuales se están implantado los dientes de dragón.

Ambas señales viales están planteadas como una prueba piloto con el fin de producir determinados efectos ópticos en el conductor para conseguir una determinada acción por parte del mismo como, por ejemplo, disminuir la velocidad. Estas marcas viales forman parte de la nueva normativa que la DGT está realizando a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Estas señales viales, en un principio, se han pintado en la travesía de la N-122 Nava de Roa (Burgos) como parte de un proyecto de la Dirección General de Carreteras. Estas marcas formarán parte de un ensayo previo antes de implementarlas por todas las carreteras de España.

Al principio de la travesía los conductores verán los denominados dientes de dragón, y después, un nuevo paso de cebra que estará precedido por las líneas de borde quebradas. El objetivo es concienciar al conductor de que se aproxima a una sección donde deberá reducir la velocidad de la marcha.

Tras la implantación de estas señales y debido a que la respuesta por parte de los conductores es de momento impredecible, la DGT deberá analizar la eficacia de estas señales antes de imponerlas en el resto del territorio español.

¿Qué son los “dientes de dragón”?

Los dientes de dragón son las nuevas marcas viales que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha anunciado y que se podrían poner en marcha en un futuro. Estas se encuentran aún en fase de ensayo y tienen el objetivo de experimentar la eficacia de este nuevo diseño.

Los dientes de dragón son una serie de triángulos ubicados en la entrada de la travesía, colocados a los bordes del carril y que miran hacia la parte interna del mismo, suponiendo que el conductor al percibirlos reduzca la velocidad.

Estos triángulos se encuentran separados entre sí por una distancia de 1,5 metros, situados a ambos lados del carril. El lado del triángulo que delimita el carril mide 0.75 metros. Esta señalización recorre los 30 metros previos al tramo conflictivo donde el conductor debería circular a menor velocidad.

dientes de dragon

El diseño de los dientes de dragón, debido a la colocación de los triángulos, produce un efecto de estrechez del carril, por lo que los conductores se ven obligados a reducir la velocidad de circulación.

Los dientes de dragón estarán dibujados a lo largo de los 30 metros próximos al punto de conflicto de la travesía, donde el conductor ya debería haber reducido la velocidad para prevenir un posible accidente.

La DGT estudiará los efectos producidos en los conductores y en caso de ser efectivo se encargará de replicarlo en las carreteras de toda España. Por ahora se está probando este experimento en la travesía de Nava de Roa, Burgos, en la N-122, ya que este tipo de vías son las que más siniestralidad y excesos de velocidad suelen acumular a lo largo del año.

Aunque por el momento no habrá multas específicas ya que los dientes de dragón no están recogidos por la normativa, sí puede haber sanciones si la velocidad excede a la de la vía en cuestión y no se aminora con esta nueva señalización.

¿Qué son las líneas de borde quebradas?

lineas de borde quebradas

Las líneas de borde quebradas advierten al conductor de la proximidad de un paso de cebra en una zona con más visibilidad. Las líneas de borde quebrada son unas líneas en zig-zag que se colocan a lo largo de los laterales de los carriles y que son muy comunes en otros países europeos, como en Reino Unido.

Al contrario que los dientes de dragón, las líneas de borde quebrada se dibujan en los márgenes de toda la carretera y pretenden alertar de la llegada de un paso de cebra, a la vez de concienciar al conductor de que se aproxima a una zona de velocidad limitada. Estas marcas viales se pintan en los 30 metros precedentes al paso de cebra y tienen también como objetivo que el conductor que circule por dicha vía reduzca la velocidad.

Señalizaciones viales similares

Como hemos dicho al inicio, estas marcas viales se tratan de una prueba piloto y, dependiendo de la respuesta de los conductores y de la efectividad que ofrezcan estas nuevas señalizaciones, los ‘dientes de dragón’ y las ‘líneas de borde quebradas’ podrían pasar a formar parte de la nueva normativa de marcas viales y extenderse por todo el país.

Hace tiempo en las carreteras CL-615 y CL-613, cercanas a la provincia de Palencia, se pintaron líneas verdes en paralelo a las rayas exteriores de la calzada, con el mismo objetivo de reducir la velocidad. Estas marcas de colores en el asfalto ya se habían experimentado con éxito en Suecia y Holanda y, según explicó la DGT, estas intentan generar la impresión de estrechamiento en el conductor y por lo tanto inducen subconscientemente a una reducción de la velocidad.

En esas vías palentinas se instalaron además carteles informativos en los que se anunciaba un radar de tramo, con la intención de que los conductores asociaran las líneas verdes a zonas de carretera de velocidad controlada. Este proyecto supuso una reducción significativa del número de fallecidos y de accidentes con heridos graves.

Con el mismo propósito de reducir los accidentes de tráfico, algunos ayuntamientos han pintado pasos de cebras tridimensionales. Es el caso de Almussafes, Vila-real o Puente San Miguel, regiones que han seguido el ejemplo de Islandia y la India.

Junto con estas marcas viales ya mencionadas, el ministerio ha experimentado con unas nuevas para reforzar la seguridad en los adelantamientos en carreteras convencionales. Las marcas consistían en unas flechas pintadas sobre el eje longitudinal de la vía, indicando a los vehículos que están adelantando que deben retornar a su carril de circulación.

Menú