¿Qué tipos de airbags existen en un coche?

Los diferentes tipos de airbags junto con el cinturón de seguridad, son considerados los mejores sistemas para reducir las lesiones ocasionadas por un accidente de tráfico.

tipos de airbag

¿Qué es un airbag?

Los airbags son un sistema de seguridad pasivo que consiste en una bolsa de aire de tela elástica, ubicados en puntos estratégicos del vehículo, los cuales se activan en cuestión de segundos en caso de colisión, con la intención de mitigar el impacto y reducir la gravedad de posibles lesiones que puedan sufrir el conductor y sus acompañantes. 

El funcionamiento de los diversos tipos de airbags está basado en la descomposición de la azida sódica, un compuesto químico que reacciona ante ciertas condiciones como calor, tras recibir un golpe o cuando se presiona, generando así nitrógeno.

Como dato curioso, este sistema de seguridad vial comenzó a usarse desde el año 1981, luego de que Mercedes -Benz patentara dichas bolsas de aire, tras su desarrollo y diferentes pruebas técnicas realizadas en sus laboratorios. El primer vehículo en contar con airbags fue el Mercedes-Benz Clase S W126 de 1981.

¿Cómo funcionan los airbags?

Cuando el vehículo detecta una frenada muy brusca o impacto, estas bolsas de aire ocultas en distintos puntos del coche, se infla en menos de 120 milisegundos con gas nitrógeno. Inmediatamente después de que esto ocurre, los airbags se desinflan automáticamente, para evitar que el conductor o los pasajeros se ahoguen. 

La reacción de un airbag es exotérmica. ¿Qué quiere decir esto? Que desprende calor generando gas nitrógeno a partir de azida sódica. Esto hace que se infle la bolsa de manera considerable.

En el caso de los airbags es muy mínima la cantidad de azida sódica, y la bolsa inflable está resguardada con nylon, un polímero muy resistente a la tensión. Es por esta razón, que la azida de sodio no rompe la bolsa.

tipos de airbag

¿Existen diferentes tipos de airbags? ¡La respuesta es sí!

Seguramente conoces el airbag clásico que todos conocemos, el cual se encuentra situado en la parte delantera y que se infla en caso de accidente, sin embargo, los airbags han ido evolucionando y hoy existen diferentes tipos de airbags diseñados para brindar cada vez mayor protección a los conductores y los pasajeros. 

Te explicamos uno a uno los diferentes tipos de airbags que podrás encontrar actualmente:

    1. El airbag frontal o delantero:  este es el más común y es obligatorio en todos los vehículos. Los coches disponen de dos airbags frontales, uno situado en el centro del volante para brindar protección al conductor  y otro que se encuentra ubicado en el salpicadero, para contrarrestar el impacto en el acompañante. 
  • Airbags laterales:  el propósito de este airbag es evitar que los pasajeros choquen contra las puertas y así evitar lesiones en la caja torácica y las caderas. Por lo general se encuentran ubicados en las puertas delanteras aunque en algunas ocasiones también es posible colocarlos en las puertas traseras. Éste se activa cuando el vehículo sufre una colisión a una velocidad mayor de 18 kilómetros por hora.
  • Airbag de cinturón seguridad:  como su nombre lo indica, este tipo de airbag viene incorporado en el cinturón de seguridad, el cual suele integrarse también en los asientos traseros. En caso de accidente permite acolchar el impacto del cinturón para reducir la presión que se genera en el pecho. 

Otros tipos de airbags que te interesará conocer 

Además de las clasificaciones ya mencionadas, las cuales suelen venir integradas de serie en el vehículo, existen otros tipos de airbags que podemos colocar de manera adicional para mejorar aún más nuestra seguridad. ¿Te interesa conocer cuáles son? ¡Te lo contamos!

Airbag de cortina: su nombre se debe a que este tipo de airbag se despliega como una cortina, el cual funciona en sincronía con el airbag lateral, ya que se activan de manera simultánea. Sirve para proteger el cuello y la cabeza.

Airbag trasero: este tipo de airbag por lo general es usado en vehículos de menor envergadura y se coloca en el reposacabezas trasero con la intención de reducir los impactos en la nuca.

Airbag de piernas: como señala su nombre, este diseño está destinado para evitar que las piernas del conductor choquen contra el salpicadero en caso de accidente, brindando protección a las piernas, rodillas y pies. Suele estar colocado entre el volante y los pedales.

Airbag de peatón: al leer su nombre ya puedes tener una idea de qué se trata. La intención de este airbag es proteger al peatón y reducir el impacto del choque contra el vehículo en caso de atropello.

Airbag central: este airbag no es tan común. Sin embargo su función es importante, pues al encontrarse en la parte central del vehículo, evita que los pasajeros que viajan en el coche, choquen entre sí en caso de accidente.

tipos de airbag

¿Cuántos tipos de airbags puedo tener en mi vehículo?

La cantidad de airbags que podrás integrar en tu vehículo va a depender de la marca y el modelo del coche. 

Aspectos a tener en cuenta al momento de usar diferentes tipos de airbags

Bebé a bordo. ¡Cuidado!

Si en tu familia hay niños y viajas con un sistema de retención infantil en el asiento trasero, es muy importante que te asegures de desconectar el airbag, debido a que en caso de accidente éste podría impactar contra el niño. 

Para evitar esta peligrosa situación, la mayoría de los vehículos disponen de un interruptor ubicado en la parte lateral derecha del salpicadero o en la guantera. identifica en qué parte de tu vehículo se encuentra y toma tus precauciones. 

Solo puede usarse una sola vez 

Los airbags no se deben utilizar, incluso en aquellos casos donde no haya estallado luego de un accidente.

10 datos curiosos sobre los diferentes tipos de airbags que debes conocer:

  1. En caso de accidente, los airbags reducen en al menos 30% el riesgo de mortalidad. No obstante, algunos expertos aseguran que éste sólo funciona de manera correcta cuando se usa simultáneamente con el cinturón de seguridad.
  2. Si alguna vez se activa tu airbag, vas a notar que se desprende un polvo blanco. No te preocupes, solo se trata de talco, el cual hace más fácil su despliegue y evita que se pegue mientras está guardado.
  3. ¿Imaginas recibir el golpe de un boxeador? Pues algo similar es la fuerza con la que se infla un airbag: aproximadamente 340 kg. Por esta razón, es vital complementar el uso del airbag con el cinturón de seguridad para no sufrir un knock out.
  4. Lo que hace que se infle el airbag es nitrógeno, que se genera a partir de un componente químico llamado azida de sodio, el cual se descompone en milésimas de segundo provanco dicha reacción química.
  5. Una vez activados, los airbags se desinflan en unos 50 milisegundos.
  6. El uso de los airbags no es compatible con el uso de sillas infantiles. Por lo tanto, si viajas con tu hijo y lo sientas en el asiento del acompañante (lo cual, cabe destacar que está prohibido), es importante que te asegures de desactivar dicho dispositivo.te asegures de desactivarlo.
  7. El tamaño de la bolsa del airbag, es diferente según el fabricante.
  8. Es importante considerar que tras su activación, es posible que determinados elementos del vehículo, se vean afectados y presenten roturas y daños visibles.
  9. Cuando se procede a la instalación de un airbag nuevo, todo debe ser cambiado: airbag, disparadores, sensores, cableados. Es decir, todos aquellos elementos relacionados con su funcionamiento.
  10. Por último, se recomienda realizar una revisió  del estados de cada airbag con una frecuencia de cada cinco años. Aunque la mayoría de los vehículos actuales están preparados para que pueda durar mientras no se active.

Conclusiones finales: 

Los tipos de airbags son dispositivos de seguridad sumamente importantes y fundamentales en todos los vehículos, debido a que permiten reducir hasta un 30% los daños y posibles lesiones en caso de colisión. 

Mientras algunos ya vienen incorporados en el coche, es posible integrar otros de manera opcional para sentirnos más seguros.

A medida que avanza el tiempo, las empresas fabricantes de estos dispositivos han evolucionado y tomado cada vez mayor conciencia del impacto de dichos elementos de seguridad pasiva, por lo que se han encargado de desarrollar tecnología cada vez más potente para brindar mayor protección a los conductores y pasajeros. 

 

Menú